_byte footage
festival
latinoamericano
de identidad e
imagen digital

Byte Footage fue el primer festival de identidad e imagen digital de latinoamérica, con sede en el Centro Cultural Kirchner (CCK) en Buenos Aires, Argentina durante mayo de 2018.

Frente a la creciente producción de imágenes digitales y sus lógicas de circulación en el espacio virtual, Byte Footage surgió como una propuesta crítica sobre las imágenes que consumimos y el archivo digital web.

Proponemos un espacio para la re-interpretación de la imagen global a partir de una lectura en clave local y latinoamericana.

TALLERES MAYO + JUNIO

2019 | CCK

Anticipando una segunda edición del Festival Byte Footage, artistas visuales y digitales dictarán cuatro talleres gratuitos para incorporar herramientas y producir obras a partir de la apropiación y el uso de material de archivo web.

INSCRIBITE ACA

TALLERES GRATUITOS CON CAPACIDAD LIMITADA

10/05

CIERRE DE INSCRIPCIÓN

15/05

ANUNCIO DE SELECCIONADES

Primera edición | 2018

El Festival Byte Footage fue el primer Festival de Identidad e Imagen Digital de Latinoamérica. Tuvo su primera edición en Buenos Aires, Argentina, del 3 al 6 de mayo de 2018 en el Centro Cultural Kirchner (CCK) donde se desarrollaron conferencias, clases magistrales, laboratorios, performances y conciertos.

La primera edición propuso una instancia de exhibición y reflexión acerca de la imagen digital contemporánea vinculando los conceptos de memoria, territorio e identidad como ejes articuladores.

Durante el festival se inauguró la exhibición ‘’La Imagen Arde’’, con obras de 15 artistes de México, Colombia, Perú, Brasil y Argentina, seleccionades a través de una convocatoria abierta lanzada en octubre de 2017 a toda América Latina.

El jurado de selección de la convocatoria estuvo conformado por Albertina Carri, Leandro Listorti y Francisco Medail. Además, el comité del festival invitó a 6 artistes locales a formar parte de la exposición en conjunto con las obras seleccionadas.

Les artistes presentes en “La imágen arde” fueron: Florencia Aliberti (AR-ES), Rodrigo Faustini (BR), Karen Akerman y Miguel Seabra Lopes (BR), Andrei Thomaz y Marina Camargo (BR), Mauro Movia (AR), Manuel Antonio Fernández (AR), David Pimentel Segura (PE), Adrián Regnier Chávez (MX), Miguel Angel Escobar Ramos (CO), Zahara Gomez (MX-AR), Wagner Antonio (BR), The Cherry Blues Project (AR), Paloma Violeta Gonzalez Santos (AR-CO), Catalina Bartolomé (AR), Nicolás Testoni y Raúl Minsburg (AR), Eva Shin (AR), Lino Divas y Emmanuel Franco (AR), Archivo de la Memoria Trans (AR), Federico Gloriani (AR), CASo (Centro de Arte Sonoro) (AR), Luciana Ponte (AR).

BYTE 2018

Segunda edición | 2020

En su segunda edición, Byte Footage seguirá reflexionando acerca de una identidad contemporánea latinoamericana a partir del reciclaje de imágenes disponibles en la web. Se tomará, también, como eje temático central el binomio cuerpo-tecnología, dando lugar a la incorporación de las artes vivas dentro de los temas a investigar.

Se continuará, además, con el debate en torno a las artes digitales y audiovisuales, la sociología contemporánea, los nuevos medios, las artes visuales y el activismo artístico.

Concepto

Si bien la producción de imágenes, y sus prácticas de manipulación han existido siempre, la era digital y el continuo crecimiento de la sociedad de consumo han profundizado cada uno de estos aspectos, hasta el punto tal de preguntarnos: ¿qué sentido tiene seguir creando imágenes?

Bajo el calor de una sobreproducción de imágenes digitales y el surgimiento de nuevas formas de circulación y reproducción, Byte Footage surgió como una propuesta crítica sobre las imágenes que consumimos, proponiendo revisar el archivo digital web.

El metraje encontrado (found footage) es una herramienta para la reinterpretación de las imágenes ajenas; y es, al mismo tiempo, un gesto rebelde de apropiación y resignificación. El concepto de byte footage es una adaptación del término a la era digital en donde imágenes y archivos se disputan un espacio en la virtualidad. El gesto de dislocar la imagen de su contexto original, dar uso de ella para que pueda habitar y discutir nuevos contextos, es otorgarle decisión, elección y libertad.

La producción de imágenes en la contemporaneidad cuestiona el estado existente de relaciones naturalizadas tales como lo público-privado, lo global-local y lo objetivo-subjetivo. Una mirada crítica acerca del consumo indiscriminado de contenidos digitales anticipa el fracaso de lo binario como modelo. La libertad no yace en la cantidad de información disponible, sino en la posibilidad de reinterpretar, relocalizar y reutilizar esa misma información.

BYTE EN INSTAGRAM

NOVEDADES








* campos obligatorios